Make your own free website on Tripod.com

Breves apuntes de
historia sobre
Puerto Rico


Según diversas teorías se sustenta que durante muchos años hubo una serie de migraciones a la isla de Boriken, siendo la primera procedente de Venezuela alrededor del 2,300 AC. Sin embargo otros historiadores consideran que los primeros inmigrantes llegaron del norte. Estos primeros habitantes se les llamó Arcaicos y se establecieron mayormente en la costa sur de la isla en pequeñas poblaciones que no ascendían a más de 25 personas dependientes primordialmente de la pesca, la caza y la recolección de frutas.

Entre el 200 AC y el 600 DC, durante el periodo conocido como Igneri los habitantes de Boriken desarrollan la alfarería, la cerámica y la agricultura, creando una sociedad más compleja que la anterior. Se cree que esta sociedad fue producto de una segunda ola migratoria de Venezuela y Guyana. Este avance tecnológico paulatinamente abrió paso al desarrollo de la sociedad Arauca quiénes fueron los habitantes de la isla al llegar Colón y que bautizó como Taínos.

Los Taínos habitaron mayormente el centro de la isla y se caracterizron por ser una sociedad más hermética y compleja, sus asentamientos oscilaban entre los 50 y 500 habitantes siendo gobernados por un jefe o Cacique, titulo al que se ascendía por herencia basado en la línea materna pudiendo ser este hombre o mujer, el Cacique no tenía la autoridad sobre territorios pero sí sobre los miembros de su población o Yucayeque y era el responsable de tomar las decisiones finales que afectaban la comunidad.

Destacan sus destrezas en los campos de la medicina herbolaria y la agricultura domesticando la yuca, el maíz y el achiote, entre otros. Fabrican cuchillos y hachas para cazar y protegerse de invasiones. El trabajo lo dividen entre varios miembros de la comunidad. Las mujeres cultivaban la tierra y los hombres pescaban y cazaban.

Sus deidades principales eran Yuquiyu, el dios de orden y la tranquilidad y Juracan (huracán) el dios de la ira y el caos, sin embargo cabe aclarar que los Taínos no conceptualizaban dentro de la religión el bien o el mal. Este fue un concepto importado por los españoles.

España provee a Cristóbal Colón para su segunda expedición 17 navíos, entre 1,200 y 1,500 hombres y suficiente equipo para facilitar la explotación de las tierras a las que arribara. El 19 de noviembre de 1493 desembarca en la isla de Boriken, habitada entonces por no menos de 60,000 habitantes y la nombra San Juan Bautista. Se dice que a su partida jamás regreso pero dejó firmado un tratado con España para tener derechos legales sobre Boriken razón por la que la isla fue ignorada varios años por la corona, siendo hasta 1508 que España otorga permiso a Juan Ponce de León para colonizar la isla. A su llegada estableció el primer asentamiento en Caparra. Este hizo un arreglo con uno de los Caciques que le permitía utilizar a su Yucayeque como sirvientes; bajo este precepto esclavizaron a toda la población indígena para extraer oro y trabajar la tierra para los españoles, sin embargo el trabajo forzado, la pobre alimentación y sobre todo las enfermedades importadas por los europeos mermó significativamente la población.

Tras la merma en su fuerza laboral España vio en la industria del tráfico de esclavos internacionalizada por los Portugueses a principios del siglo XVI el remedio a sus males. La gran mayoría de los esclavos que llegaron a la isla procedían de lo que hoy se conoce como Malí, Nigeria y Angola, aunque también traían niños la mayoría oscilaban entre los 15 y los 35 años de edad en proporción de dos hombres por cada mujer. Estos eran traídos a las Américas encadenados en pequeñas galeas dentro del barco apretados como sardinas en lata. Un tercio de ellos morían durante el viaje debido al hambre, enfermedades y cansancio. Se ha calculado que más de 15 millones de africanos arribaron a las Américas, mayormente al Caribe, Estados Unidos y Brasil. Se estima que alrededor de 30 a 40 millones de africanos murieron entre las guerras y los viajes a las Américas.

En 1521, el asentamiento original en Caparra es desplazado a su presente ubicación debido a que el área fue declarada insalubre y se intercambia el nombre de San Juan para este y Puerto Rico para la isla.

En 1539, el rey Carlos V autoriza la construcción del fuerte de San Felipe financiado este y las subsiguientes fortificaciones por el erario de México. En 1589 se comienza a construir y ya para 1595 Francis Drake pone a prueba la reciente fortificacion al tratar de apoderarse de un cargamento de oro y plata que se encontraba en La Fortaleza, la artilleria del Gobernador Suárez hizo blanco en la nave insignia de Drake haciendolo retroceder con cosiderables pérdidas. En 1598 George Clifford, Conde de Cumberland, toma la ciudad y hace prisionero a Antonio de Mosquera su entonces gobernador, tras una breve ocupación una epidemia de disentería cobró la vida de 400 de sus soldados motivandolo a abandonar los planes de hacer de San Juan un emplazamiento inglés. El 25 de Septiembre de 1625 Boudewijn Hendricksz asedió por mar y tierra la ciudad para finalmente ser repelido por el Gobernador Juan de Haro el dos de noviembre del mismo año, este se retira de San Juan no sin antes saquearlo e incendiarlo.

En el periodo comprendido entre 1520 y 1650, florecen en Puerto Rico las industrias del azúcar, el jengibre y la ganadería que habrían de jugar un papel importante en el desarrollo económico de la isla alcanzando su nivel más alto de producción a finales del siglo XVI, sin embargo para el siglo XVII el apoyo insuficiente de España contribuyó a que la isla se viera incapacitada para competir con otros productores de azúcar y no fue sino hasta el siglo XIX que se ve un resurgimiento de aquellas gloriosas épocas.

Después de 1650 el comercio con otros países fue prohibido por España, Puerto Rico cae en una fuerte reseción propiciada por la negligencia de la corona, esto forzó a la economía a optar por el contrabando, esta crisis estuvo caracterizada principalmente por el hambre, la pobreza extrema y el crimen, situación que continuó hasta el siglo XIX.

Después de la Guerra de los Siete Años (1756-1763) y tras la caida de La Habana y Manila en manos de los ingleses el rey Carlos III envia a Alejandro O'Reilly y a Tomás O'Daly a hacer de San Juan una defensa de primer orden. En 1797 Ralph Abercromby acompañado de 7,000 hombres ataca la ciudad siendo este repelido por sus flamantes y nuevas defensas al mando del Capitán General Ramón de Castro.

En el siglo XIX explotan los movimientos independentistas impulsados por los aires de libertad que cimbraban los cimientos de las colonias de España en la América continental, obligando a la corona en 1809 a ceder el derecho a Puerto Rico de tener su primera constitución siendo reconocido como provincia Española con derecho a enviar representantes a la corte imperial y permitiendo nuevamente ejercer el libre comercio y dar a la Isla su propia identidad en aspectos como cultura, música, y artes. Debido a esto la economía nuevamente floreció y la agricultura orientada a la exportación alcanzó proporciones gigantescas. Puerto Rico se vuelve a poner en el mapa del mundo como una de las economías exportadoras más fuertes de la región sobre todo en la producción de café y azúcar, sin embargo es en esta época cuando la esclavitud y la importación de esclavos alcanzaron su punto más alto.

En 1898 la revuelta de Cuba desata la guerra hispanoamericana y el 12 de mayo William P. Sampson bombardea San Juan, para julio el general Nelson Miles desembarca en Guánica y al rendirse España se firma el amnisticio que pone fin a 400 años de gobierno español. El 18 de Octubre las defensas de San Juan son entregadas al gobierno de los Estados Unidos, iniciando un nuevo capítulo en la historia de nuestro pueblo.

En 1917, el congreso otorga a los puertorriqueños la ciudadanía estado unidense. Para mediados del siglo, muchos cambios significativos ocurren, Jesús T. Pinero se convirtió en el primer gobernador de Puerto Rico designado por el gobierno americano. Después, Luis Muñoz Marín es electo como primer gobernador por votación popular puertorriqueña.

Puerto Rico adopta su constitución en 1952 por decreto del congreso, bajo la fórmula de Estado Libre Asociado, un documento redactado por una asamblea constituyente y ratificado mediante el voto de la sociedad. La constitución está basada en un sistema presidencial similar a la del gobierno federal y la integran los poderes ejecutivo, legislativo y judicial.